Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 9 de enero de 2013


Reacciones químicas “Cuidado con lo que mezclamos”

Una reacción química, cambio químico o fenómeno químico, es todo proceso termodinámico en el cual una o más sustancias (llamadas reactantes), por efecto de un factor energético, se transforman, cambiando su estructura molecular y sus enlaces, en otras sustancias llamadas productos. Esas sustancias pueden ser elementos o compuestos. Un ejemplo de reacción química es la formación de óxido de hierro producida al reaccionar el oxígeno del aire con el hierro de forma natural, o una cinta de magnesio al colocarla en una llama se convierte en óxido de magnesio, como un ejemplo de reacción inducida.



La Reacción se produce al añadir el vinagre (ácido acético) al bicarbonato sódico (base) se produce una reacción química que libera una gran cantidad de dióxido de carbono (gas CO2), observándose en la espuma que se produce e hinchando el globo.

Es importante saber lo que mezclamos en casa, sobre todo los productos de limpieza etc. Tenemos que tener en cuenta que los componentes químicos que estos contienen pueden reaccionar unos con otros produciendo intoxicaciones no deseadas.



El ácido clorhídrico junto con el agua oxigenada como acelerante de la oxidación disuelve al Zinc desprendiendo hidrógeno y produciéndose una alta temperatura por la rapidez de la reacción.

A la representación simbólica de las reacciones se les llama ecuaciones químicas.
Los productos obtenidos a partir de ciertos tipos de reactivos dependen de las condiciones bajo las que se da la reacción química. No obstante, tras un estudio cuidadoso se comprueba que, aunque los productos pueden variar según cambien las condiciones, determinadas cantidades permanecen constantes en cualquier reacción química. Estas cantidades constantes, las magnitudes conservadas, incluyen el número de cada tipo de átomo presente, la carga eléctrica y la masa total.

No hay comentarios:

Publicar un comentario