Share It

jueves, 3 de abril de 2014

TRANSFERENCIA DE ENERGÍA POR RESONANCIA



Trasferencia de energía entre dos péndulos simples.
  
Cuando hacemos oscilar un péndulo, se trasfiere energía al otro péndulo, cuando el primero, se para, el otro péndulo adquiere la energía máxima transferida y cuando el segundo péndulo reduce su energía el otro la va aumentando.
Esta energía transferida, depende de la masa del péndulo, la amplitud de oscilación y la longitud de la cuerda de la que cuelga el péndulo.
 


Si colocamos otro péndulo con una longitud de cuerda diferente, veremos que mientras los otros dos péndulos, siguen transmitiéndose la energía, el tercero en discordia, es decir, el que tiene la cuerda con la longitud mas corta, no se mueve. Esto es debido a que en un sistema oscilante, para que exista trasferencia de energía, los péndulos tienen que ten es las mismas características temporales, es decir, el mismo periodo, frecuencia y pulsación, y esta depende de la longitud de la cuerda.


Cuando esto sucede, se dice que los dos péndulos están en resonancia.



En este video realizamos tres formas de demostrar la transferencia de energía de dos péndulos simples, las dos primeras se pueden hacer perfectamente en nuestra casa.


jueves, 13 de marzo de 2014

REMOLINO O TORNADO DE FUEGO

Para realizar un remolino o tornado de fuego casero, hay muchas y diferentes formas de hacerlo, nosotros lo hemos realizado con:

-           Una papelera de reja metálica para aguantar el calor del fuego.
-           Una lata para realizar el fuego de manera controlada dentro de la papelera.
-           Un disco giratorio de ordenadores, o televisión que se puede encontrar en tiendas y bazares, este sirve para que la papelera pueda girar sobre sí misma.
-           Papel empapado en alcohol para producir la llama dentro de la lata.

La idea es sujetar la papelera, si la podemos atornillar mejor, sobre el disco giratorio. Sujetar la lata en el interior de la papelera, lo más centrada posible con otro tornillo y después empapar un buen trozo de papel en alcohol que introduciremos dentro de la lata.
Prendemos fuego al papel y hacemos girar suavemente la papelera, si lo hacemos a la velocidad adecuada conseguiremos un remolino o tornado de fuego que doblara el tamaño de la papelera.


 Todos estamos acostumbrados a ver imágenes de grandes tornados que arrasan kilómetros y kilómetros de superficie dejando a su paso un gran caos, numerosos destrozos u en ocasiones hay que lamentar la perdida de vidas humanas.
Los más extremos pueden tener vientos con velocidades que pueden girar a 450 km/h o más, medir hasta 2 km de ancho y permanecer tocando el suelo a lo largo de más de 100 km de recorrido.

Un tornado es una masa de aire con alta velocidad angular (2-50 r.p.m.); su extremo inferior está en contacto con la superficie de la Tierra y el superior con una nube cumulonimbus o, excepcionalmente, con la base de una nube cúmulus. Se trata del fenómeno atmosférico ciclónico de mayor densidad energética de la Tierra, aunque de corta duración (desde segundos hasta más de una hora).

Sin embargo, hay otro fenómeno llamado remolino o tornado de fuego, que no es tan común y que es tan o más espectacular que el tornado de aire, ya que añadimos a esta furia de la naturaleza el elemento de fuego.

Un remolino de fuego, también llamado tornado de fuego, es un raro fenómeno en el cual el fuego, bajo ciertas condiciones (dependientes de la temperatura del aire y las corrientes), adquiere una vorticidad vertical y forma Un remolino o una columna de aire de orientación vertical similar a un tornado.
La mayoría de los más grandes tornados de fuego surgen a partir de incendios forestales en los cuales están presentes corrientes de aire cálido ascendentes y convergentes.1 Usualmente presentan de 10 a 50 metros de alto, unos pocos metros de ancho y duran solo unos minutos. Sin embargo, algunos pueden tener más de un kilómetro de alto, contener vientos superiores a los 160 km/h y persistir por más de 20 minutos.2 Los remolinos de fuego pueden destruir árboles de hasta 15 metros de alto.3
Un ejemplo de los efectos que puede tener un fenómenos de estas características sucedió en 1923 durante el Gran terremoto de Kantō, el cual provocó una tormenta de fuego del tamaño de una ciudad y produjo un remolino de fuego que mató a 38 000 personas en quince minutos en la región Hifukusho-Ato de Tokio.4
Otro ejemplo fueron los numerosos remolinos de fuego que surgieron a partir la caída de un rayo en un depósito de petróleo cerca de San Luis Obispo (California) el 7 de abril de 1926, los cuales produjeron sustantivos daños en estructuras alejadas del fuego y provocaron la muerte de mil seiscientas personas.5

jueves, 13 de febrero de 2014

REMOLINO DE AGUA CON BOTELLAS



En el siguiente vídeo explicamos y enseñamos como hacer un remolino de agua de una forma muy sencilla, perfecto para hacer en casa con los niños un día de lluvia.

Necesitaremos:

-          Dos botellas de plástico transparente con sus tapones.
-          Cita aislante
-          Unas tijeras
-          Agua o un líquido de color que se puede hacer con cualquier tinte o líquidos de limpieza.




jueves, 16 de enero de 2014

Como fabricar un giroscopio con una peonza


Este proyecto, pretende realizar una especie de Giroscopio, es decir, conseguir el efecto giroscópico sin que la peonza toque el suelo, de una forma muy sencilla y a la vez barata.
A mi me ha costado 0,70€.

¿Que necesitamos?

        - Una peonza o trompa y su cuerda
        - Un tapón, trozo de tubo o las chapas que tienen las botellas de refrescos.
        - Un clavo largo de unos 2,5 cm y 1,5 mm de grosor.
        - 10 minutos de tu tiempo.

En el siguiente vídeo podréis ver como funciona y como lo hemos hecho.




¿Que es una peonza?

La peonza es un juguete muy antiguo.

Investigando un poco he encontrado lugares que afirman que era un instrumento para obtener fuego haciéndola semi-rotar en un eje vertical, sobre un trozo de madera en posición horizontal.

También conocida como trompo o perinola o pirinola es un objeto que puede girar sobre una punta, sobre la que sitúa su centro gravitatorio de forma perpendicular al eje de giro, y se equilibra sobre un punto gracias a la velocidad angular, que permite el desarrollo del efecto giroscópico.
Con la peonza, se juega hace más de 2000 años. En Grecia y en Roma los niños jugaban a la peonza. Platón menciona los strobilos, que eran una especie de peonza zumbante y en Roma Catón aconsejaba a los padres el juego de la peonza, como más formativo y menos peligroso que otros usados en su época




martes, 17 de diciembre de 2013

INVIRTIENDO EL VASO INVERTIDO



Este experimento es mundialmente conocido, casi todos lo hemos hecho de niños, y hemos quedado sorprendidos con el efecto casi mágico, cuando todavía los principios básicos de la física no están en el interior de nuestros pequeños cerebros.


 
1.- Añade un poco de agua en un vaso. No es necesario llenarlo hasta el borde. 

2.- Coloca un papel sobre él. 

3.- Sujetando el papel con una mano vuelve el vaso con rapidez boca abajo con la otra.  

4.- retira la mano que sujeta el papel y verás que ni el papel ni el agua se caen.  



En unas jornadas en Salamanca, un profesor de granada, nos plantea algo muy curioso, si el papel es capaz de aguantar el agua del interior de un vaso, el experimento debería funcionar de forma invertía, es decir, con un vaso de agua sobre la mesa lleno de agua, si colocamos un papel encima tendríamos que ser capaces de levantar el vaso con el agua dentro.

Pues manos a la obra y aquí esta el resultado.



Por que sucede esto: 

            Sería erróneo creer que el vaso sólo contiene agua y no contiene aire, a pesar de que la hoja de papel está muy pegada al líquido. Por supuesto, en este recipiente hay aire. Si entre dos superficies planas que están en contacto, no hubiera una capa de aire, sería imposible levantar ningún objeto colocado sobre la mesa. Para ello habría que vencer la presión atmosférica. Al cubrir la superficie de agua con una hoja de papel, siempre dejamos una delgada capa de aire entre ellas.
Para conseguir subir el vaso, debemos combar un poco la hoja de papel hacia el interior para hacer salir algo de aire, y al volver a su posición de reposo.
el espacio para el aire que había entre el agua y el papel (o la lámina); es mayor que el inicial, por lo cual el aire se rarifica y su presión disminuye.
Ahora la hoja de papel sufre la acción de toda la presión atmosférica (desde afuera) haciendo un efecto ventosa, que hace posible levantar el peso del vaso más el del agua.
 


jueves, 21 de noviembre de 2013

¿Crees en la ciencia?



La teoría de conservación de la energía dice “la energía no se crea ni se destruye solo se transforma” .
Nosotros lo hemos comprobado, y es verdad, para ello nos hemos jugado nuestra propia cabeza, si, digo bien, nuestra propia cabeza.
Hemos realizado un experimento sencillo y divertido, a la vez de seguro, donde la pregunta que hacemos y que suele hacer mi amigo Miguel Cabrerizo, al cual vi yo hacer este experimento por primera vez, es la siguiente: ¿crees en la ciencia? Pues si crees en la ciencia pon aquí tu cabeza.

El experimento consiste en colgar una bola pesada con una cuerda del techo, a modo de péndulo, nosotros la hemos colgado a dos metros de una pared. Calculamos la largura de la cuerda para que cuando desplacemos la bola hacia  la pared, nos quede a la altura de nuestra nariz. Pondremos la bola del péndulo en la punta de la nariz de la persona que hará la prueba de fé, y le preguntamos ¿crees en la ciencia?, pues si crees no aparte la cabeza. En ese momento soltamos la bola sin empujarla, por su puesto, y la bola realizará un movimiento pendular de ida y de vuelta, cuando vuelva se nos irá acercando y aunque impresiona, la bola nunca llegará a tocar nuestra nariz a pesar de que quedara bastante cerca, en función del peso de la bola.

Es un experimento muy divertido para hacer con nuestros alumnos en clase y es una buena entrada para poder explicar un montón de conceptos como la energía cinética, potencian, el movimiento pendular y como no la ley de la conservación de la energía.



Podemos ver en el péndulo, que cuando ninguna fuerza actúa sobre el, la velocidad de ida y de vuelta es la misma. También podemos ver que la energía total nunca cambia y por tanto después de esta experiencia seguiremos vivos. La energía total siempre será igual lo que cambia es el tipo de energía.
Cuando soltamos la bola que esta en pegada a nuestra nariz la energía potencial que tenemos se convertirá en energía cinética y cuando esta vuelve cerca de nuestra nariz y ante de volver al movimiento, se convierte de nuevo en energía potencial y así sucesivamente, gracias al movimiento de vaivén del péndulo. Pero lo importante aquí es que la energía siempre es la misma no se crea ni se destruye lo único que le esta pasado la energía es que se está transformando de un tipo de energía a otra.
 

miércoles, 30 de octubre de 2013

SUSAN JOCELYN BELL BURNELL GRAN CIENTÍFICA GRAN PERSONA



En el mundo científico, estamos acostumbrados a admirar a los grandes científicos e investigadores, por sus estudios, su trabajo y sus grandes descubrimientos, pero en ocasiones nos olvidamos que detrás del científico o la científica en este caso, hay una persona de carne y hueso con sus defectos y sus virtudes.

En el primer fin de semana de octubre, se celebro en el Bizkaia Aretoa, en la ciudad de Bilbao, la final del certamen Ciencia en Acción XIV.
Foto con Jocelyn Bell Burnell
Ciencia en Acción es un programa iniciado en el año 2000 con el objeto de promover la comunicación social de la ciencia, la innovación docente en áreas científicas y la popularización de la ciencia y la técnica a todos los niveles de nuestra sociedad.

En esta final se presentaron 110 proyectos de todas las comunidades autónomas y de los países de habla hispana. Los proyectos que se exponen, normalmente, están basados en experimentos sencillos, fáciles de entender, y sin perder el rigor científico.

A este evento, estaba invitada Jocelyn Bell Burnell, para dar la conferencia de clausura el domingo. No solo accedió de buen grado a dar la conferencia, si no que al enterarse que allí habría niños y jóvenes con un mucho interés por la ciencia en general y en su caso por la astronomía, se presto a estar disponible durante todo el fin de semana, y así de esta forma, poder hablar con los participantes de cada uno de los 110 proyectos.

No fue ningún farol, ni mucho menos, nada mas llegar el viernes al recinto, empezó su visita ,que se alargaría a lo largo del fin de semana, por todos y cada uno de los stands, dedicando el tiempo necesario para escuchar las explicaciones de los proyectos, intercambiar opiniones y sacarse las fotos de rigor con el alumnado y el profesorado.

Ni decir, lo importante que ha sido para los y las jóvenes estudiantes, poder explicar sus proyectos a una astrofísica de la talla de Jocelyn.

Los que tuvimos la posibilidad de conocerla y hablar un rato con ella, no solo descubrimos la gran científica que ha sido, es y será, también descubrimos la gran persona que hay tras la mujer científica. Nos dio a todos y a todas, una gran lección de humildad y saber estar. Su muestra de interés por los que allí se hablo y se enseño, fue espectacular y digno de admiración.

Todo esto, puede parecer puro peloteo por mi parte, pero lo que digo, se demostró el domingo por la mañana, cuando Jocelyn subió al escenario ha entregar los premios de Adopta una estrella, en ese momento, y de forma espontánea, se levantaron las 500 personas que había en la sala Mitxelena del Bizkaia Aretoa, para darle una sincera y grandisima ovación de agradecimiento.

Por otro lado, su conferencia de clausura titulada “A graduate student´s store” fue sencilla, fácil de entender, con un correctísimo ingles, con una duración de 45 minutos y con un gran contenido, llegando de esta forma, a pequeños y mayores, con sus gestos e ironías que provocaron en ocasiones la carcajada del publico asistente. En mi opinión otra lección de cómo se debe dar una conferencia.

Para muestra de lo dicho a continuación podéis ver en el vídeo, la conferencia de clausura de Jocelyn Bell Burnell